Consejos sobre césped artificialNoticias Albergrass

10 Beneficios del césped artificial

Miles de hogares, negocios, campos de pádel y fútbol, municipalidades y espacios públicos han recurrido al césped artificial para proporcionar una solución paisajística exuberante y atractiva que requiere un mínimo de recursos y mantenimiento al mismo tiempo que se ahorran millones de litros de agua cada año.  

Entre los distintos beneficios de las instalaciones de césped artificial podríamos considerar los siguientes: 

.

1. Ahorro de agua.

Un jardín de 168 m2 puede gastar una media de 279.143 litros de agua al año.  El cambio a césped artificial permite a los particulares, a las empresas o a las municipalidades ahorrar significativamente en sus facturas de agua, así como aumentar la conservación del agua, un bien preciado para muchas zonas.  Puedes ahorrar hasta un 70 por ciento en tu factura de agua si eliges césped artificial.  Con césped artificial, no hay necesidad de drenar los recursos de agua para mantener el buen aspecto del jardín. 

2. Apariencia perfecta sin importar la época del año.

Ya puedes olvidarte de las calvas en el césped, o de zonas donde se vuelve marrón por la falta de sol; con el césped artificial disfrutarás de un jardín verde y bonito en cualquier momento y lo instales dónde lo instales.  Además, con las nuevas tecnologías aplicadas para su fabricación, todos los céspedes Albergrass parecen, a la vista y al tacto, césped natural. 

3. Menos mantenimiento.

Una vez tengas tu instalación de césped artificial, todo lo que necesitas hacer es quitar las hojas y, ocasionalmente, darle un cepillado y un manguerazo rápido.   

Por otro lado, si le das un uso intensivo a tu césped, te recomendamos que realices al menos una vez al año, o cada dos años, un mantenimiento profesional. 

4. No necesita pesticidas ni fertilizantes.

Mantener un césped natural verde, libre de musgo y de plagas no solo requiere dedicación, cortar y regar, también requiere el uso de pesticidas y herbicidas que se filtran a través del suelo y se escurren hacia las vías fluviales. Estos productos químicos son dañinos, contaminan y plantean posibles amenazas para la salud de las personas, incluso aquellas que ni siquiera tienen césped. 

Puedes ayudar al planeta y a tu entorno local usando césped artificial.  Se podría decir que el césped artificial es respetuoso con el medio ambiente porque no necesita ser regado, por lo que no hay desperdicio de agua.  Además, no necesita ser cortado ni la eliminación de malas hierbas, por lo que se eliminan las emisiones de CO2 del cortacésped y el uso de pesticidas.  

5. Resistente y siempre a punto.

Debido a que el césped artificial puede soportar mejor que el césped natural el tráfico continuo de gente y tener un uso intensivo, muchas escuelas apuestan por instalar césped artificial para sus zonas de juego o sus instalaciones deportivas.   

El uso del césped artificial para pistas deportivas se ha visto incrementado, ya que además de ser resistente y estar siempre a punto para ser utilizado, disminuye el riesgo de lesiones.  Además, la reducción de los presupuestos de mantenimiento de campos deportivos libera nuevos fondos para los clubs.   

Para un campo polivalente con eventos y juegos frecuentes, el césped artificial es a menudo la mejor solución. Requiere cero tiempo de recuperación y está listo para funcionar tan pronto como esté tu equipo. 

6. Ahorro de dinero.

El césped artificial no necesita tanta agua ni un gran mantenimiento, esto se traduce en un ahorro de dinero para el particular o la empresa que lo instale.  Por lo que, en unos pocos años se recupera la inversión realizada para su instalación. 

Por otro lado, el césped artificial es una solución inteligente para embellecer los espacios públicoscomo las medianas de las avenidas, rotondas o zonas ajardinadas,  que de otro modo serían difíciles y costosas de mantener.  Reduce los costos de mantenimiento de la ciudad, liberando euros de impuestos para otros fines. 

7. Más tiempo para ti.

Más tiempo para relajarte.  Una vez hayas instalado tu nuevo césped artificial, ya puedes vender tu cortacésped y dejar de preocuparte por regar. Tu jardín se verá siempre verde y bonito y todo lo que necesitas hacer es quitar las hojas y, ocasionalmente, darle un cepillado y un manguerazo rápido.  

Una de las mejores cosas sobre el césped artificial es su naturaleza de bajo mantenimiento, que te permite enfocarte más en las cosas que te gusta hacer en tu jardín, como organizar fiestas, barbacoas y pasar tiempo con tu familia. 

8. Utilidad en todos los climas.

Una instalación de césped artificial, ya sea para tu jardín o en un campo deportivo, no se convertirá en lodo con la lluvia y resistirá cualquier inclemencia del tiempo en perfectas condiciones.  Si se juega sobre él, los jugadores dejarán un campo perfecto al final de cada partido. Las propiedades del césped artificial lo hacen ideal para cualquier clima. 

9. La solución para las áreas de sombra.

Es común que la hierba se vuelva marrón y cubierta de musgo en áreas de sombra, como debajo de un árbol grande, o que incluso no llegue a crecer.  El césped natural necesita luz solar directa para crecer, mientras que el césped artificial se mantiene verde y en perfecto estado con o sin sol Hay lugares en los que es imposible que crezca el césped natural, en esos sitios el césped artificial es la solución ideal.

10. Durabilidad.

Un buen césped artificial te puede durar unos buenos 15 años, o más.  La duración dependerá de si tu césped está en una zona de poco tránsito o no, así como de si le ofreces un correcto mantenimiento.  No debemos confundir la durabilidad con la garantía, ya que las garantías siempre son mucho menores, para que te hagas una idea las garantías que ofrecen los mejores del mercado están entre 7 y 9 años.   

Si tu también quieres empezar a disfrutar de las ventajas del césped artificial, pídenos presupuesto y estaremos encantados de aconsejarte.

Envía un comentario

Enviar