Lifestyle

5 árboles que nunca debes plantar en tu jardín

Si eres un apasionado de la jardinería, en algún momento te plantearás el plantar árboles. Ciertamente, tienes que saber que algunos árboles y arbustos son mejores que otros, por lo que hay varios aspectos importantes que debes tener en cuenta antes de plantar árboles en tu jardín. 

La utilización y elección de árboles en los jardines dependerá de factores como el tamaño del jardín, el terreno, el clima y el tamaño en edad adulta de cada planta.   

El atractivo exterior es sin duda muy importante para todos los hogares, pero, además de tener en cuenta la capacidad de un árbol de proporcionar sombra y frescor durante los calurosos meses de verano, hay otros aspectos esenciales a considerar. 

Algunos árboles tienen raíces muy profundas y fuertes que pueden dañar lentamente la base de su casa.  Otros tienen madera débil o se sabe que atraen varias enfermedades y plagas.  Otros pueden crecer de forma invasiva o incluso ser muy venenosos pudiendo poner en riego a tus hijos o tus mascotas. 

Álamo o Chopo

Mucha gente prefiere el álamo o chopo  (género Populus) en lugar de otros árboles, dado su aspecto estéticamente agradable y su bajo mantenimiento.  Sin embargo, el álamo tiene un sistema de raíces muy superficial y suave.  Su madera es propensa a la putrefacción, por lo que es muy inestable durante las tormentas severas. 

Además del hecho de que el árbol en sí es bastante frágil, también puede ser dañado por insectos y enfermedades, lo que lo hace aún más expuesto a los elementos. 

Dada la superficialidad de sus raíces y la propensión a formar nuevos árboles a partir de éstas, nos podemos encontrar con el problema de haber plantado un chopo en una zona del jardín y que empiecen a salir nuevos chopos por zonas que no esperamos. 

Definitivamente, no es un árbol para un jardín de menos de 3.000 m2. 

Jacaranda

La Jacaranda (Jacaranda mimosifolia) es un árbol subtropical oriundo de Sudamérica y ampliamente cultivado por sus vistosas y duraderas flores violetas.  Por su aspecto decorativo las jacarandas son muy apreciadas en jardinería. Sus raíces no son invasoras, por lo que cuando se presenta un periodo de escasez de agua el árbol se ve muy mal. Cultivar árboles de jacaranda es principalmente una cuestión de tener el ambiente adecuado, las Jacarandas son verdaderos árboles del sur, prosperando en las zonas de costa. Este árbol no se desarrolla bien en zonas frías. La floración ocurre en primavera, y puede haber una segunda floración a principios de otoño; cuando las flores caen, cubren el suelo en una capa gruesa y deben ser rastrilladas antes de que se descompongan. Además, durante este periodo, no aparques tu coche cerca si no quieres que se ensucie.

Pino

Aunque el pino blanco (Pinus halepensis) no alcanza alturas asombrosas como otros árboles, no es una gran opción para climas fríos. Por otro lado, su resina extremadamente pegajosa puede estropear tu coche o si tienes césped artificial haciendo muy difícil su limpieza.  Además, el pino también es conocido por atraer a la procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) que es una plaga peligrosa, por lo que debes preguntarte si este árbol realmente vale la pena.

Morera

La mayoría de las personas debe evitar plantar este árbol en su jardín simplemente porque produce grandes cantidades de polen que, además de atraer insectos, puede ser poco agradable para las alergias.  Las moreras (morus alba) son extremadamente invasivas, si cortas una morera ésta volverá a crecer una y otra vez, además producen unas moras que mancharán cualquier cosa que toquen.  A pesar de que puede ofrecer una gran sombra de verano, igual no te vale la pena los inconvenientes que te pueda producir.  Si aun así quieres una morera, decirte que también existen otras variedades en el mercado que son «fruitless», sin fruto. 

Mimosa

Al igual que el álamo o el chopo, la mimosa (Acacia dealbata Albizia julibrissintiene madera particularmente débil que la convierte en un árbol altamente impredecible durante las tormentas. Este tipo de árbol también atrae a pulgones y otras plagas, además, la mimosa también es famosa por producir semillas que germinan rápidamente con lo que podrías terminar con un enorme bosque de mimosas más rápido de lo que crees. 

Además de pertenecer a un género intrusivo, la mimosa es un espécimen de difícil mantenimiento para los jardineros.  Flores de color rosa brillante adornan el árbol en verano, transformándose en vainas aplastadas como frijoles en el otoño.  Muy bonito visualmente, pero se traduce en mucho mantenimiento y limpieza en el jardín, además es una especie que tolera muy mal las podas agresivas, ya que no cicatriza bien las heridas.

La Comunidad Europea tiene confeccionado un listado en el que incluye la lista de especies invasoras por zonas, ya que algunas especies que son invasoras en unos lugares, como la Mimosa, no lo son en otros. 

Mucha gente no tiene en cuenta todos los factores necesarios para elegir el árbol correcto para su jardín.  Aquí te mostramos 5 árboles que te podrían causar problemas, aunque hay muchos más. 

¿Qué tipo de árboles prefieres plantar en tu jardín? Si conoces alguna otra variedad que deberíamos evitar, o cuáles son los mejores árboles para el jardín, janos un comentario.

Envía un comentario

Enviar