Consejos sobre césped artificial

Cuidados del césped en primavera

Pasados los meses más crudos del invierno, es hora de preparar el jardín para la llegada del buen tiempo La subida de temperaturas y las tormentas primaverales aportan el calor y la humedad necesarios para el resurgimiento de la vida en el jardín.  

 

La poda de los árboles de hoja perenne para su rebrote y el replantado de nuevas plantas para darle otro aire al jardín, son tareas habituales de esta estación.

Todas estas tareas van a ocasionar una serie de restos y desechos que han de ser retirados posteriormente.

Es entonces un buen momento para realizar unos breves trabajos de mantenimiento del césped artificial.

 Un cepillado de toda la superficie va a hacer que el césped recupere la verticalidad y sensación de acolchado que haya podido perder con la nieve, heladas o lluvias persistentes. 

Así lo tendremos debidamente preparado para los meses posteriores, donde le daremos un uso más intensivo.  

Si además la superficie donde está instalado es hormigón o baldosa, deberemos revisar las salidas de aguas y sumideros (desagües) para que no tengamos ningún percance con las tormentas de primavera.  

Si el terreno es de zahorra compactada, una revisión del anclaje y de todo el recinto para evitar que salgan malas hierbas completaría la puesta a punto del césped de nuestro jardín y devolverle todo el esplendor que perdió unos meses atrás con la llegada del invierno. 

Envía un comentario

Enviar