Consejos sobre césped artificial

¿Por qué el césped artificial es un ahorro?

1. El césped artificial ahorra tiempo, porque reduce a la mínima expresión el cuidado del jardín. Además, verás tu jardín todos los días con el tono verde natural, sea invierno o verano tu jardín lucirá verde y perfecto. Para ello solo necesitas un mínimo mantenimiento: liberarlo de posibles hojas caídas mediante aspiración o bien a mano y, de polvo con un ligero rociado de agua. Si le damos un uso intenso al jardín y queremos tenerlo perfecto valdría con un cepillado de vez en cuando para devolver al césped la soltura inicial.

El césped artificial no hay que cortarlo, ni regarlo, ni replantarlo. Por eso el césped artificial es descanso y es tranquilidad. El césped artificial es dedicar tu tiempo a otra cosa y tener el jardín listo para disfrutarlo solo o en compañía.

2. El césped artificial ahorra dinero. Porque te ahorra tus horas de trabajo o las de jardinero que tiene contratado, porque ahorras en la factura del agua, porque ahorras en comprar y reparar un cortacésped, porque ahorras en abonos y fertilizantes, porque ahorras tiempo (que dicen que es oro), porque ahorras en “discusiones familiares” por el estado del jardín (vale, eso no es dinero, pero tiene su valor). Si sabes comprar césped artificial te ahorras mucho.

3. El césped artificial ahorra problemas con los animales domésticos. Los perros y demás animales de la casa se acostumbran inmediatamente a pasear sobre la superficie la suavidad del césped artificial. Además, el buen césped artificial mejora las condiciones de higiene de los animales domésticos en el jardín.

El buen césped artificial es ya tan natural que incluso puede oler a recién cortado.

Si quieres empezar a ahorrar en tu jardín, pídenos presupuesto:

Boton Empezar a ahorrar

Envía un comentario

Enviar