Inspiración

¿Cómo hacer compost en casa?

En este artículo del blog de Albergrass os vamos a explicar cómo hacer compost en casa. Es muy sencillo, respetuoso con el medio ambiente y te permite ahorrar en sustratos y abonos para que tus macetas, plantas, árboles… crezcan sanos y fuertes.

¿Qué es el compost?

La Real Academia de la Lengua define el compost como: “Humus obtenido artificialmente por descomposición bioquímica en caliente de residuos orgánicos”.

 

El compost se obtiene, por tanto, de restos orgánicos que mediante un proceso de descomposición controlado da origen a un sustrato ecológico de gran calidad. Es perfecto para jardinería, agricultura, control de la erosión, recubrimiento y recuperación de suelos.

Compost casero

Si en vuestro jardín de césped artificial contáis con un espacio dedicado a cultivo hortofrutícola, tenéis macetas, plantas ornamentales, cultivos de cualquier tipo. Fabricar vuestro propio compost en casa os permitirá poner vuestro granito de arena en el cuidado y preservación del medio ambiente. Además, os ayuda a ahorrar algo de dinero, al no tener que gastar en abonos, fertilizantes, sustratos industriales. Y disfrutaréis de los frutos de vuestro huerto totalmente ecológico. Además, es una tarea entretenida y divertida que podéis hacer con vuestros hijos.

compost casero

¿Qué necesitamos para fabricar compost casero?

Para compostar no necesitamos grandes utensilios ni realizar un desembolso elevado. Simplemente se necesitan residuos orgánicos que generamos en el día a día, un compostador (un recipiente donde haremos el compost se puede comprar o utilizar un cubo que tengamos en casa), tijeras para cortar los restos estructurales (ramas, poda…) y agua para el riego que evita que el compost se seque.

Residuos orgánicos adecuados para hacer compost

En el día a día, un hogar genera una importante cantidad de residuos orgánicos y no orgánicos. Una forma de reducir la cantidad de desechos que generamos es realizar compost casero que permite reutilizar la “basura” orgánica convirtiéndola en abono para el jardín.

 

Todo tipo de desechos biodegradables son aptos para producir compost: hojas secas, restos de frutas, verduras, estiércol animal, huesos de fruta, cáscaras de huevo, de frutos secos, maleza, restos de poda… Cuanta mayor variedad de desechos mejor.

Restos que es mejor evitar en el compostaje

Hay algunos restos que es mejor no utilizar porque su descomposición genera malos olores y pueden producir plagas que dañan el jardín o los cultivos. Entre estos residuos a evitar encontramos: aceites, filtros de cigarros, tejidos sintéticos, papel con tinta de color, pañales, telas sintéticas, cenizas de carbón.

Comenzamos el compostaje

Una vez que tenemos preparados todos los materiales y herramientas que se necesitan para realizar compost en casa, es momento de ponerse manos a la obra.

 

Para conseguir un compost de calidad es importante respetar una relación de carbono y nitrógeno de 3 a 1. Es decir 3 restos ricos en hidratos de carbono y un resto rico en proteínas o nitrógeno. Saber qué restos son de cada tipo es muy sencillo. Los restos marrones y de material estructural son los de carbono y los verdes son de nitrógeno.

abono natural

Una vez que tengamos los desechos orgánicos en esta proporción, los vamos colocando en el recipiente compostador. Los restos no deben presionarse, ni compactarse y es mejor que los cortemos en pequeños trozos para que la descomposición sea más rápida. Es importante que la mezcla no quede compacta para que el aire circule adecuadamente y se facilite la transpirabilidad. El oxígeno es fundamental para que el proceso de descomposición sea adecuado. 


Una vez realizada la mezcla es fundamental mantener el sustrato en niveles óptimos de humedad. Para saber si son los correctos, se puede coger un montón con la mano y comprobar que al cerrar el puño caen algunas gotitas de agua y al abrirlo el compost queda compacto. Si está muy seco debes regar la mezcla.


Después de unos seis meses iniciado el proceso, podemos comenzar a utilizar el compost casero. Comenzamos usando el compost casero de las capas inferiores. Comprobarás que su aroma es muy similar al olor a bosque. Extraída la mezcla la dejamos airear un par de días y ya se puede esparcir por los cultivos y plantas que tengamos en el jardín de césped artificial. Se esparce como cualquier abono, puedes utilizar una pequeña pala para “espolvorear” el compost casero.

Envía un comentario

Enviar


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate y recibirás en tu correo las mejores ideas y consejos para tu jardín. Así de fácil...
Correo electrónico de contacto  *
Nombre *
Idioma de comunicación 
Newsletter 
*
*Required Fields
Acepto la  Directiva de privacidad